¿Alguna vez has oído hablar del amuleto Ekeko?

Es una figura característica del altiplano andino, que recibe tributo en Bolivia, Perú, norte de Chile y Argentina, así como en el oriente de Venezuela, donde se le conoce como Don Juan del Dinero.

Según los historiadores, la leyenda comenzó en la cultura Tiahuanaco, Bolivia, y luego de la conquista española fue adaptada por aymaras e incas.

Es un símbolo de abundancia y alegría; un ídolo que se cree que proporciona abundancia al hogar donde se hacen ofrendas de cigarrillos.